Hoteles de calidad, restaurantes y vuelos baratos a Albania

Después de haber presentado este maravilloso país, que está empezando a ser un destino turístico de moda en toda Europa, voy a realizar una sugerencia de recorrido para los que os hayáis animado a planear este viaje.

Cuándo iniciar nuestro viaje

La mejor época para viajar a Albania es a finales de primavera, antes de que empiece el calor más intenso. Además esta es una época perfecta para quienes quieran visitar las montañas del Norte, ya que hay algunas zonas que son inaccesibles durante el invierno, y estas condiciones desfavorables se alargan bastante. Semana Santa o el puente de mayo serían buenas opciones. También es bueno ir en verano, sobre todo para aquellos que quieran disfrutar de largas jornadas playeras y locas fiestas nocturnas.

Si se busca con tiempo, se pueden encontrar vuelos baratos a Tirana. El itinerario mas común es haciendo escala en Roma o en Estambul.

A la llegada al aeropuerto, si no tenemos otra manera de movernos, cogeremos un taxi. Se debe negociar un precio de más o menos 20€ o 2.000 Lek (1€ = 139,37 Lek). No nos debe resultar muy difícil comunicarnos con el taxista, si bien el albanés es un idioma bastante complicado, la mayoría se hace entender en italiano o en inglés. En el peor de los casos, puedes ir prevenido apuntando la dirección de tu hotel en un papel. Tampoco has de andar muy a la defensiva con los timos, ya que no son muy comunes (aunque haberlos, haylos, como en todas partes).

Tirana taxi - foto by Rinas Airport

Taxis en el aeropuerto de Tirana

Alojamientos recomendados en Tirana

Os voy a recomendar tres lugares muy agradables en los que quedarse: de bajo presupuesto, presupuesto medio y presupuesto alto.

El primero, el Hostel Milingona, es un sitio muy agradable en el que quedarse, con bastante clientela internacional, y en el que el personal habla español e inglés:

A continuación, el Hotel Theranda, de presupesto medio, se encuentra en el Blloku, actualmente el barrio más movido de la ciudad que durante el periodo comunista fue un área residencial restringida para los miembros del politburo. Cuenta con un agradable jardín y el personal es muy amable:

Para la opción de alto presupuesto, recomiendo el Hotel Tirana International, que se encuentra en pleno centro, en la Plaza Skanderberg y forma parte del paisaje urbano de la ciudad, con esa encantadora arquitectura algo decadente de finales de los años setenta.

Qué hacer en Tirana, una pintoresca capital

Se recomienda dedicar un día o dos a visitar la capital de Albania, una caótica pero encantadora ciudad que destaca, entre otras cosas, por ser la única capital europea en la que no hay un MacDonald’s.

Lo mejor es perderse por las angostas y laberínticas calles de la ciudad, sin perderse la Pirámide (antiguo mausoleo del dictador hoy en un estado muy descuidado), el Museo Nacional de Historia, la Galería Nacional, que cuenta con una sorprendente e interesantísima colección de realismo socialista, o el puente viejo.

Casa de colores en Tirana

Casas de colores en Tirana – foto de la autora

Si se da un paseo por la orilla del río Lana, podremos ver un curioso ejemplo de cómo el antiguo alcalde de Tirana y hoy Primer Ministro, Edi Rama, hizo pintar muchas de las fachadas de las casa para darle color a la ciudad tras la gris época del comunismo.

Para organizar mejor el recorrido, se recomienda consultar la guía que os recomendé en el artículo en el que os contaba cómo preparar tu viaje a Albania.

Albania (Bradt Travel Guides) [Idioma Inglés]

Amazon España: EUR 46,00

Amazon Reino Unido: £16.53

Amazon Estados Unidos: EUR 46,00

Recorriendo el país: itinerarios, hoteles y restaurantes

El norte de Albania ofrece increíbles paisajes montañosos. Destacaremos la ruta de senderismo Valbona-Theth, de dificultad media, que nos lleva a un aislado valle al que solamente se puede llegar en los meses de verano. Desde allí se puede coger un furgón con destino a Shkodra o Shkodër, una de las ciudades más antiguas e históricas de Albania, así como un centro cultural y económico importante. Esta excursión nos llevará unos tres días.

Entre Tirana y Shkodra, recomendamos hacer una parada en Mrizi i Zanave, un encantador restaurante en el que cocinan recetas tradicionales albanesas elaboradas con productos biológicos de la zona.

Para los que prefieran una experiencia playera es mejor visitar las azules playas del Sur, que poco tienen que envidiar a las playas griegas. De agua cristalina y no muy pobladas, ofrecen una agradable y relajante experiencia. Podemos desplazarnos hacia Dhermi o Himara en transporte público, una opción recomendada para los más aventureros, o alquilar un coche en Tirana. La carretera se encuentra en unas condiciones mejorables, pero según nos vamos acercando al sur podremos disfrutar de un increíble paisaje.

Playa de Gjipe

Playa de Gjipe – foto de la autora

De camino a Dhermi, se puede realizar una parada en Berat, “la ciudad de las mil ventanas”, considerada la más antigua de Albania y cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 2008. Si necesitas hacer, el Hotel Mangalemi ofrece buenos precios, habitaciones muy cómodas y un desayuno delicioso.

Estos son los dos recorridos más frecuentes para los viajeros que solamente pasarán entre una semana y diez días en Albania, pero el país ofrece muchas otras maravillas como un paseo por el lago Koman (en el norte, que nos permitirá visitar Kosovo), la maravillosa ciudad de Gjirokastra, la preciosa laguna “el ojo azul” o las ruinas romanas de Butrint.

 

Insisto: yo también dejé mi corazón en Albania.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.