Unas mujeres necesitan incluir en su rutina de belleza diaria productos ricos en ácido salicílico antes de los 30; otras, pasados los 35… Todo dependerá de la salud natural de la piel o de los hábitos de vida. Sin embargo, los beneficios del ácido salicílico a partir de los 30 son evidentes.

Es, pues, aconsejable tomar los 30 como edad de referencia para empezar a fijarse en algo: la lisura de la piel facial. Ella nos dice mucho de nosotras. Si asoman arrugas finitas, si alguna mancha hace aparición, o si el acné dejó marcas, incluso si aún florece algún grano o punto negro, hemos de comenzar a usar productos que contengan cierto porcentaje de ácido salicílico.

Ácido salicílico para cerrar poros.

Ácido salicílico para cerrar poros.

El ácido salicílico, sólido incoloro que suele cristalizar en forma de agujas, se obtiene a partir de dióxido de carbono y fenóxido de sodio, para dar lugar al popular ácido acetilsalicílico, la aspirina.

Lejos de emplearlo para el “dolor de cabeza”, como haremos con la aspirina, este ácido se usa en peelings faciales y otros tratamientos de limpieza, con el fin de renovar la capa superficial de la epidermis. Además, la despoja de durezas, manchas y granos. En consecuencia, los poros, antes taponados, quedan limpios, libres y dispuestos a cerrarse. Una piel más lisa y suave, pues, que nos retrotrae a los años de la más tierna juventud.

Y es que el ácido salicílico es muy saludable tanto para las pieles jóvenes (edad en que aqueja el acné) como para las más maduras (cuando los poros se dilatan, lucen sucios y las arrugas salpican el rostro). Siempre y cuando se use con conocimiento. Estamos manejando un ácido y, como tal, al penetrar en la piel, pica un poco; mientras solo se trate de un leve picor, es buena señal (el componente está actuando correctamente). Sin embargo, si pica mucho o se produce rojez e irritación en la piel, se debe aplicar en menores cantidades o, sencillamente, de vez en cuando (dos o tres veces por semana, en vez de a diario).

El sérum con ácido salicílico ofrece muy buenos resultados

De entre los productos que incorporan ácido salicílico, los sérums son los más indicados para las mujeres que acaben de cumplir los 30 años, pues se trata de un producto que se suele aplicar por la noche, cuando actúa más y mejor la cosmética. Con un buen desmaquillado y un sérum, se logra una piel bonita y sana, de manera que no precisaremos de otro producto más que una crema hidratante para el día. Ni más ni menos.

Sérum Reductor de Poros

Sérum Reductor de Poros Sebo Vegetal, con ácido salicílico. Foto de Yves Rocher.

La marca Yves Rocher vende un sérum específico para limpiar y cerrar poros. Función que puede desempeñar gracias a su concentración de ácido salicílico, además de silica y ácido cítrico.

El sérum se completa con el agua micelar, el gel limpiador, la mascarilla purificante y la crema en gel, también de Sebo Vegetal.

Sérum Reina Blanca, de L´Occitaine.

Sérum Reina Blanca. Foto de L´Occitane.

L´Occitane, por su parte, ostenta una buena posición dentro de la cosmética natural de alta gama. Precisamente, esta firma vende un sérumque recomendamos en este artículo, al estar integrado, fundamentalmente, por ácido salicílico.

¿Qué es el grupo de ácidos LHA?

Este compuesto de ácido salicílico, dioico y lipo-hidroxiácidos es muy usado en los tratamientos faciales de clínicas estéticas, pero también en la mayoría de estos productos que clasificamos como “renovadores celulares”.

Blemish Control es un fluido de la marca KHIELS que, a través del LHA, se encarga de limpiar profundamente la piel, preparándola para el tratamiento posterior, reduciendo poros y rejuveneciendo la piel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *