7 ciudades europeas, 7 formas de recibir el año nuevo

La última noche del año o la primera del siguiente. La Nochevieja es una de las noches más especiales del año. Una noche en la que brindamos para que se cumplan nuestros deseos y damos la bienvenida a los nuevos propósitos. Si quieres celebrarla de una forma especial, te proponemos un viaje por las principales capitales europeas para conocer como reciben el nuevo año y escoger la que prefieras. Así convertirás esta nochevieja en una fiesta inolvidable.

1.- Madrid, algo más que la Puerta del Sol

Celebración de Nocheviaje en la Puerta del Sol madrileña

Reloj de la Puerta del Sol

¿Qué mejor manera de empezar nuestro recorrido que desde nuestra propia casa? Un reloj, un carrillón, campanadas y doce uvas. La Puerta del Sol de Madrid, con su emblemático reloj, es el centro neurálgico en el que la gran mayoría de españoles reciben el nuevo año. Y no sólo los que están en Madrid, ya que casi todos los canales de televisión nos trasladan al resto de españoles a esta plaza donde la fiesta se mezcla con los buenos deseos y propósitos de año nuevo. Y después de escuchar las 12 campanadas y comerse las doce uvas de la suerte, Madrid ofrece un variado y amplio abanico de opciones para seguir con la fiesta por toda la ciudad hasta que el cuerpo aguante. Y para despedir la noche o dar la bienvenida a la mañana del día 1 de enero, según como haya transcurrido la noche, nada mejor que tomarse un “reconstituyente” chocolate con churros que nos ayudará a descansar y a recuperarnos de los excesos de la noche.

2.- Lisboa, 12 pasas y dinero en los zapatos

Plaza del Comercio de Lisboa

Plaza del Comercio

La Nochevieja portuguesa está marcada por tres tradiciones: tomar doce uvas pasas, poner dinero en los zapatos y llevar alguna prenda de ropa interior azul. Y el mejor sitio para celebrar la llegada del nuevo año es la Plaza del Comercio a la orilla del Tajo. Un escenario en el que miles de lisboetas y visitantes toman las pasas para recibir el año ante la atenta mirada de la estatua ecuestre del rey Don José I que se erige en medio de la plaza. Y tras las pasas, un espectáculo pirotécnico sobre el río da paso a multitud de conciertos que se celebran durante la nochevieja lisboeta . Y si te quedan fueras al día siguiente, recorre las calles y barrios de la ciudad recorre las calles  para conocer la capital de nuestros vecinos portugueses.

3.- París, la ciudad de la luz también en Nochevieja

Nochevieja en París

Torre Eiffel en París – Yann Caradec

Los Campos Elíseos acogen la bienvenida al nuevo año en la capital francesa. Después de cenar en sus casas o en algún restaurante del centro de París, miles de personas se acercan a este conocido paseo que une la Plaza de la Concordia con el Arco del Triunfo. Más de dos kilómetros de avenida donde recibir el nuevo año brindando con champagne francés y degustando papillotes, una especie de caramelo típico de Francia. Y junto a este paseo, la torre Eiffel iluminada por unos fuegos artificiales con los que se da comienzo a la tradicional fiesta de San Silvestre celebrada por toda la ciudad y sobre todo en el barrio Latino, en los alrededores de la Sorbona.

4.- Londres y su fiesta el 1 de enero

El Big Ben y el London Eye en Nochevieja

Big Ben de Londres – Giggling Gigi

Un espectáculo de luces y sonido sobre el Támesis ilumina el curso de este río para despedir el año en Londres. La zona de Westminster y el Big Ben o el London Eye brillan aún más con estos fuegos artificiales con los que más de 500.000 personas reciben el nuevo año. La fiesta en la capital británica se extiende a lo largo de la noche, pero no hay que perderse el New Year’s Day Parade. Se trata de un gran desfile en el que miles de bailarines, acróbatas y artistas representan a los distritos de Londres y se adueñan de las calles del centro de la ciudad para celebrar la llegada del año nuevo.

5.- Berlín celebra San Silvestre

Nochevieja en Berlín

Puerta de Brandenburgo

Para calentar motores para la Nochevieja, las calles de Berlín celebran el 31 de diciembre el Pfannkuchenlauf, una carrera en la que los participantes van disfrazados y al llegar a meta, en vez de medallas reciben donuts. Tras el ejercicio, nada mejor que una típica cena berlinesa en algún restaurante de la ciudad en la que tomar una sopa de lentejas o sauerkraut para no quedarse sin dinero el próximo año y Das Glücksschwein un mazapán con forma de cerdito que, como marca la tradición, atrae a la buena suerte. Después hay que acudir a las inmediaciones de la Puerta de Brandenburgo donde miles de personas miles de fuegos artificiales despiden el año brindando con sekt, un vino espumoso. Aquí se monta una gran fiesta que continúa toda la noche en muchos bares y discotecas de la ciudad.

6.- Roma, lentejas y conciertos en la calle

Fuegos artificiales en Nochevieja en Roma

Nochevieja en Roma – Roberto Ventre

Veglione es la celebración de Nochevieja italiana donde cobra especial importancia el Cenone, el cenón con su plato estrella lenticchie con zampone, lentejas con un especial embutido de cerdo envuelto en su pata. Después de la cena, las calles de Roma son el escenario de múltiples conciertos. De entre ellos, los más famosos son los del Circo Massimo y el De los Fori Imperiali, y el que se celebra en la plaza del Quirinale, con música clásica y la presencia del presidente de la República. Y para recibir el año nuevo, el lugar más popular de la ciudad es la Piazza del Popolo también con música en vivo. La música techno también tiene un su protagonismo ya que en la capital italiana se celebra el Amore Festival con la presencia de los mejores DJ’s internacionales.

7.- Viena y el Danubio Azul

Concierto de Año Nuevo en la Musikverein de Viena

Concierto de Año Nuevo en Viena

Viena celebra la Nochevieja de forma más folclórica, y con una protagonista excepcional: la música clásica. El 31 de diciembre conciertos, óperas y actuaciones musicales inundan la ciudad y se alargan hasta la gran celebración de la noche. A las doce y al ritmo del Danubio Azul se da la bienvenida al nuevo año. En la plaza del ayuntamiento, “Rathausplatz” miles de personas bailan este vals interpretado por un grupo en directo para dar comienzo a una noche llena de fiesta. Pero si por algo es conocida esta ciudad, es por el famoso concierto de Año Nuevo de la Filarmónica Viena en la Sala Dorada de la Musikverein. Son pocos los afortunados que acuden a este impresionante escenario, pero el concierto se puede seguir desde la gran pantalla instalada en la plaza del ayuntamiento y disfrutar de su esperada “Marcha Radetzky” con la que concluye uno de los conciertos más retransmitido del mundo.

 

Puerta del Sol, Campos Elíseos, London Eye, Musikverein… escenarios muy diferentes pero con un mismo espíritu, despedir el año viejo y recibir el nuevo con una gran fiesta. ¿Con qué escapada te quedas?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *