10 trucos útiles para educar a los gatos

Todos adoramos a los gatos, pero a veces tienen algunos comportamientos que nos pueden sacar de quicio. Por suerte, existen recomendaciones básicas con las que se pueden evitar. Repasamos 10 trucos útiles para educar a los gatos. 

Cómo cuidar gatos

Recomendaciones básicas para tener un gato en un piso.

¿Estás pensando desde hace algún tiempo en adoptar a un gato?

Debes saber que tenerlo como mascota proporciona sobre todo grandes satisfacciones, pues sabrá demostrarnos su enorme cariño y hasta tiene efectos terapéuticos. Por norma general estos animales son encantadores, y mucho más fáciles de cuidar que los perros, por ejemplo. Sin embargo, es posible que tu gato te arañe los muebles, deje tu cama perdida de pelos o  te cause algún tipo de estropicio. Algunas costumbres suyas son molestas.

Pero existen pequeñas recomendaciones para evitar todo esto muy fáciles de poner en práctica. Por si sirve de ayuda, hemos compuesto una pequeña lista de 10 trucos útiles para educar a los gatos. Todos los amantes de los felinos deberían conocerlos, porque harán la convivencia con ellos mucho más gratificante.

10 trucos útiles para educar a los gatos

Aunque existen muchos otros, éstos son los consejos básicos más recomendados por expertos y amantes de los gatos en general.

1. Se puede corregir su comportamiento con facilidad. Aunque son animales bastante bien educados, a veces algunas trastadas resultan inevitables. Para evitar que dejen de hacerlas basta con reñirles. Se suele utilizar un contundente “No” (sin gritar demasiado), o chistarles en tono de reprobación. También se le puede rociar con agua y limón, que les resultará desagradable, pero no dañino. Se debe tener en cuenta que estas acciones deben realizarse justo a continuación de que haya hecho algo mal, pues en caso contrario no asociará la regañina con lo que deben corregir. Un pequeño ejemplo, si llegamos a casa y descubrimos que ha defecado sobre el suelo, hace unas horas, y le afeamos la conducta mientras está jugando con la pelota, quizás interprete que no debe dedicarse a esto último. Como quienes lean estas líneas serán amantes sinceros de los gatos, resulta innecesario recordarles que no se les debe pegar, la violencia no soluciona nada, como ocurre con el resto de los seres vivos.

2. Procura que su comida esté segura. Si tenemos más animales en casa, se puede impedir que se acerquen al comedero del gato, colocándolo en una mesa, estantería o lugar que esté alto. Si existe el riesgo de que se acerquen hormigas, se debe rodear el plato trazando un círculo con tiza, ya que esto hará que resbalen y no puedan llegar junto a él.

3. Se pueden proteger los muebles con cuerdas finas. Si se han afilado las garras en las patas de la mesa del salón, basta con enrollarlas con cuerdas finas, pues proporcionan una textura que ellos preferirán. Lo mismo ocurre si compramos rascadores para gatos, se acostumbrarán a utilizarlos y no estropearán lo que encuentren alrededor.

4. Evita que dañe las plantas o se las coman. Las macetas son ‘un peligro’, sobre todo porque las engullen, y algunas son tóxicas. Esto se soluciona plantando hierba gatera, que les encanta, así que se olvidan del resto de vida vegetal de la casa.

Por otro lado, estos animales tienden a subirse encima, llenándose de tierra. Luego, al caminar dejan toda la habitación perdida. Pero esto es fácil de solucionar. En primer lugar, se puede utilizar un terrario, al que no podrán acceder. También se pueden colocar alrededor de los tiestos objetos picudos que les hagan difícil acceder a ellos.

Hierba gatera:

50 Catnip Seeds resistance to pests and diseases D041

Amazon España: EUR 12,99

Amazon Reino Unido: £11.99

Amazon Estados Unidos: $10.08

Terrario rectangular, de sobremesa, de cristal transparente.

Los gatos parecen saber hablar.

5. Aplique masajes al gato. Son beneficiosos cuando están nerviosos, por ejemplo cuando se ha producido un cambio en la casa, o ésta se ha llenado de extraños. Para ello, se debe recorrer el cuerpo del minino aplicando una suave presión con la punta de los dedos corazón e índice mediante movimientos semicirculares. Les relajará de inmediato.

6. Permita que tengan lugares de observación. Les gusta tener a mano un lugar elevado para controlar el entorno. Por ejemplo, se puede dejar algún hueco libre entre los volúmenes de las estanterías para que puedan colocarse allí. También les agrada mirar hacia el exterior, por lo que se pueden situar las camas frente a las ventanas, o una escalera vieja si se dispone de ella.

7. Los juguetes para gatos son fundamentales. El ejercicio previene la obesidad y el estrés, y además evitarán que se apropien de algún otro objeto de la casa. Les van más los que estimulan su instinto de cazador, por ejemplo pequeños ratones de goma. Conviene renovarlos de vez en cuándo, porque se cansarán de tener siempre los mismos, y sobre todo dedicar algo de tiempo a jugar con ellos a diario.

8. Cuidado con los vasos de agua. Los gatos sienten atracción por ellos, por lo que si se deja alguno sobre la mesilla de noche, o el comedor, podría acabar volcado, o roto. Conviene acostumbrarse a utilizar botellas de plástico.

9. Una simple caja puede facilitar que nos deje trabajar. Si realizamos tareas laborales en casa, por ejemplo frente al ordenador, con mucha probabilidad el gato pase algún tiempo junto a nosotros, reclamando nuestra atención, y a veces dando la tabarra. Se soluciona poniendo una caja o una cama cerca, para que se pueda acurrucar en su interior. Casi siempre nos dejará en paz.

10. Existen pequeños trucos para recoger los pelos que dejan en el piso. Para quitarlos de las superficies de tela y el sofá, se deben usar guantes de caucho, un material al que se adhieren, lo que facilita la tarea. También conviene pasar la aspiradora habitualmente, pero es posible que la boquilla no alcance los pequeños rincones. Se consigue colocando sobre ella un embudo o la tapa de la botella de ketchup u otras salsas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *