10 métodos para quitar las pelusas o pelotillas de la ropa

Resulta mucho más sencillo acabar con ellas de lo que parece. Repasamos 10 métodos para quitar las pelusas o pelotillas de la ropa.

Modelos más recomendados.

Clatronic MC3240.

No hay nada peor que encontrar en el armario ese jersey ideal para el sitio al que vamos hoy, y descubrir que está lleno de pelotillas. Resultan tan inevitables como la muerte, por mucho cuidado que hayamos puesto al lavar, y aún utilizando las mejores lavadoras. Lavado tras lavado se desprenden de la tela pequeñas fibras que forman las terribles ‘bolitas’.

Las pelusas resultan tan antiestéticas que por muy nueva que esté la ropa ya no merece la pena ponérsela.

Por eso hemos recopilado 10 métodos para quitar las pelusas o pelotillas de la ropa, para dejarla como si la acabáramos de comprar.

¿Cómo quitar las bolitas de la ropa?

Existen diversos métodos de probada eficacia para quitarlas. Éstos son los 10 métodos para quitar las pelusas o pelotillas de la ropa:

1. Utiliza quitapelusas eléctricos. Desde hace tiempo existen en el mercado estos modernos aparatos que las aspiran a través de sus cabezales, para eliminarlas con cuchillas inofensivas para la ropa. Para utilizarlas sólo hace falta encenderlo y pasarlo con cuidado por la tela hasta que desaparezca. Al acabar, se desenchufa y se abre el depósito para eliminar los restos.

Existen numerosos modelos en el mercado, pero resulta sencillo elegir en función de las necesidades de cada uno.

Amazon Basics:

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: £9.10

Amazon Estados Unidos: -

Philips GC026/00:

Solac H101:

Lint Remover Solac H101A4

Amazon España: EUR 16,99

Amazon Reino Unido: £26.49

Amazon Estados Unidos: $108.79

2. Volver a lavar la prenda en la lavadora, sola,  con agua fría. Debe programarse un ciclo completo y la máquina se tiene que cargar con suavizante para ropa. De esta forma se elimina un amplio porcentaje. Cuando se haya secado, hace falta un cepillo para pelusa.

3. Rodillos quitapelusas tradicionales. Se pasa por la prenda moviéndolo  hacia arriba y hacia abajo. Conforme más se utiliza, se queda menos pegajoso, por lo que se hace necesario quitar la lámina adhesiva, para usar la de abajo. Así hasta que se acaben y haya que comprar uno nuevo.

Quitapelusas eléctrico.

Rodillo quitapelusas.

4. Utiliza un rodillo quitapelusa casero. Se puede fabricar fácilmente con un rollo ancho de cinta de embalaje y un rodillo. Se debe enrollar la cinta por éste, asegurándose de que el lado pegajoso de la cinta quede mirando hacia fuera, y formando una espiral, al estilo de un bastón de caramelo. Después se utiliza pasándolo de arriba hacia debajo.

5. A base de cinta adhesiva. Se corta un trozo y se pega sobre la pieza de ropa en cuestión, frotando después los dedos con fuerza para aplanarla. Una vez fijada, se debe quitar con contundencia, al estilo de la cera que se utiliza para depilar.

6. Pequeños peines. Se necesita uno que tenga las púas muy juntas, para pasarlo por la ropa varias veces, con cuidado de no estropear el tejido.

7. Maquinillas de afeitar desechables. Se debe poner atención para utilizarlas en prendas que las resistan, por lo general que no sean demasiado delgadas. En caso afirmativo, con pasarlas un par de veces suelen conseguirse buenos resultados.

8. Piedra pómez. Se trata del método más tradicional. Se debe pasar con suavidad la piedra sobre la prenda. Es un procedimiento similar al de la máquina de afeitar. No se tiene que frotar demasiado fuerte ni pasar sobre el mismo sitio muchas veces. Conviene asegurarse de seguir la dirección del tejido de la tela y no ir en contra.

9. Cepillo quitapelusas. Son similares a un cepillo del pelo, pero en lugar de cerdas, llevan una almohadilla con una textura rizada. Se frota sobre la tela, siempre en la misma dirección, comenzando en la parte superior de la ropa para después descender poco a poco.

10. Más vale prevenir. No se puede evitar que salgan pelotillas, pero sí que se puede reducir y retrasar su aparición. Para ello, se deben separar las prendas por tejidos a la hora de lavar en la lavadora, utilizando para ello diferentes bolsas de tela. También da buenos resultados lavar las prendas del revés y no llenar en exceso la máquina para evitar roces. Es mejor secar el suéter al aire, dejándolo sobre una superficie plana.  Asegúrate de darle la forma original al suéter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.