Las 10 cosas más importantes que debes saber de los gatos antes de tener uno

Proporcionan una infinita alegría con su compañía y sus felices ronroneos. Todo el mundo debería llevarse a casa uno. Pero antes, repasamos las 10 cosas más importantes que debes saber de los gatos antes de adoptar.

Algunos alcanzan los 20 años

¿Cuánto vive un gato?

“Para mí el mundo se ha dividido en dos clases de personas: las que aman a los gatos y las otras. A estas últimas les recomiendo adoptar uno”. Guillermo Cabrera Infante.

Durante mucho tiempo no han sido las mascotas más populares, se les tenía por animales inquietantes, y poco cariñosos. Se confundía su personalidad independiente con falta de sociabilidad. La llegada de internet nos ha hecho descubrir que los gatos son sobre todo graciosos, por lo que han acabado poniéndose de moda. Existen muchas razones, para hacerse con uno, pues hacen mucha compañía, son cariñosos y reducen el estrés,

Se supone que necesitan pocos cuidados básicos, y que quitan menos tiempo que los perros, al no tener que sacarlos a pasear. Pese a todo, se necesitan conocer diversas cosas, antes de llevarse uno a casa. Recopilamos las fundamentales.

Las 10 cosas más importantes que debes saber de los gatos

Adoptar sale más barato.

Cuanto más se sepa sobre los gatos, mejor, porque se conseguirá atender sus necesidades con mayor eficacia, y también entenderlos más. Sin embargo, hemos escogido la información básica que se necesita conocer antes de convertirse en dueño de un minino.

1. Reúne todos los accesorios imprescindibles para el gato. Imposible que todo salga bien sin caja de arena, cama, juguetes, un tazón para la comida y otro para el agua y rascador.

2. Los gatos tienen su propio lenguaje. La mayor parte de la gente no está acostumbrada a su forma de comunicarse. Pero una vez que se convive con ellos se descubre lo expresivos que son. Por ejemplo, cuando no quiere que se le acaricie se lamerá en el lugar donde se les ha tocado. También echa las orejas hacia atrás. Si la persona insiste, entonces le morderá. No suele resultar doloroso, pero queda bastante claro que en ese momento el animal no quiere saber nada de nosotros. También ofrece señales con el rabo, totalmente hacia arriba cuando está contento, o en oscilación por debajo cuando se siente irritable.

3. ¿Cuánto vive un gato? Por norma general, entre 13 y 17 años. Aunque con un poco de suerte puede durar alguno más. Resulta habitual que muchos alcancen los 20. Por tanto, hacerse cargo de uno no es un capricho temporal, sino una responsabilidad que dura bastante tiempo. No se puede decir que su longevidad –en comparación con la de otros animales– sea un problema, pues cuando se vaya sufrirás un disgusto atroz.

4. Necesitan arañar, jamás le quites las garras. Amputar el extremo de sus dedos les causa un daño atroz. Mucho mejor tener en casa superficies donde puedan arañar. También se les cortan las uñas cada dos o tres semanas.

5. Debería contar con un rincón de la casa sólo para él. Aunque se paseará por todos los lugares posibles, para dormir y tener algo de intimidad preferirá un sitio que esté poco frecuentado.

6. Se debe establecer un horario casi constante. Por ejemplo, se acostumbran a comer casi todos los días a la misma hora. Conviene respetarlo, y procurar que no haya cambios, tampoco de localización, pues no les gusta viajar.

7. Piden limpieza. Se les debe cepillar con frecuencia para reducir las bolas de pelo. También se les tienen que asear los dientes, y las orejas, con un limpiador recomendado por el veterinario en una bolsa de algodón. Se negará a hacer sus necesidades en la caja de arena, si ésta no se mantiene en buenas condiciones. De la misma forma, si el agua parece estar en mal estado, o lleva mucho tiempo en el plato, no se la beberá. Sólo hace falta bañarles si están muy sucios. Para ello, usa agua tibia y una manguera de mano con aspersor. No utilices champú normal, porque les reseca la piel, sino uno especial para gatos.

8. El hogar debe estar acondicionado para el gato. Antes de llevarle con nosotros, se tiene que revisar toda la vivienda, para comprobar que no correrá peligro por ejemplo de caer por el balcón, si no se han recubierto los barrotes, que las ventanas tienen mosquiteras y que no existen plantas tóxicas que puedan hacerles daño.

9. Se debe cumplir el calendario de vacunación. Será el veterinario el que determine cuándo se le deben poner. Conviene llevarle enseguida, nada más llegar el gato al hogar, y después a revisión anual por si acaso. Por supuesto si notas que se encuentra mal, le deben mirar.

10. Dedica tiempo a tu gato. Cada día saca los juguetes y pasa un rato con él, haciéndole correr. Le viene bien algo de ejercicio, para prevenir el estrés y el sobrepeso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *