10 consejos para que tu hogar sea seguro para gatos

Cuando nos llevamos un minino a casa, tenemos la responsabilidad de velar porque no le ocurra nada. 10 consejos para que tu hogar sea seguro para gatos.

Recomendaciones básicas para tener un gato en un piso.

¡Debemos evitar que la curiosidad les mate! Cuando adoptas un gato como mascota, enseguida le coges cariño y sentirás que tu vida se ha vuelto más alegre. Pero también te darás cuenta en poco tiempo de que se trata de animales muy parecidos a los bebés porque son muy fisgones. Por desgracia, esto tiene como consecuencia que pueden liarla parda o meterse en líos.

Tener a un gato en un piso no resulta nada complicado, pero conviene tener en cuenta una serie de sugerencias. Hemos recopilado 10 consejos para que tu hogar sea seguro para gatos, entre los que recomiendan los expertos.

10 consejos para que tu hogar sea seguro para gatos

Hemos seleccionado los más importantes, entre los numerosos puntos a tener en cuenta.

1. Utiliza redes protectoras para que los gatos no se caigan. Llamamos la atención sobre este asunto en primer lugar, porque uno tiende a creer que son buenos equilibristas, que siempre caen de pie, y que tienen siete vidas (nueve en el mundo anglosajón). Pero las superficies de ventanas y terrazas son resbaladizas y menos rugosas que lo que se encontraría en la naturaleza, los edificios son muy altos, y el gato no tiene clara la altura a la que se encuentra, porque no ha tenido que subir a pie. Se soluciona colocando redes en todos los sitios que puedan resultar potencialmente peligrosos. Se pueden comprar online y no resultan muy caras.

Kerbl Red de protección para gatos 6 x 3 m, transparente

Amazon España: EUR 44,99

Amazon Reino Unido: £12.99

Amazon Estados Unidos: EUR 44,99

Trixie Protective Net, 2 x 1.5 M, Transparent

Amazon España: EUR 8,36

Amazon Reino Unido: £9.99

Amazon Estados Unidos: $13.99

2. Atención a los productos de limpieza. Tenemos en casa numerosos productos químicos peligrosos para animales. Los detergentes, lavavajillas o desinfectantes más comunes pueden ser venenosos, no sólo si dejamos la botella al alcance, también si un gato camina sobre el suelo recién fregado, y luego se lame las patas. Conviene dejarlos siempre en lugares fuera del alcance del gato. También sería aconsejable plantearse limpiar con productos más naturales como el bicarbonato de sodio y el vinagre.

3. Cuidado con las plantas tóxicas para gatos. Estos animales adoran morder las plantas, pero muchas son tóxicas e incluso letales para ellos. Cuidado con la Flor de Pascua, muy típica de la Navidad, pues cualquier parte de la misma puede resultar fatal para estas mascotas. También son malas las flores liliáceas y hemerocalis (les provoca un fallo renal agudo), especies de rododendro como las azaleas, la adelfa, el aloe vera, las hortensias, las prímulas, la difenbaquia, la hiedra y el laurel, entre otras. Conviene estar al tanto de toda la lista.

Trucos

Deja siempre cerrada la puerta de la lavadora.

4. Deja siempre cerrada la puerta de la lavadora. Por si acaso, cada vez que la pongas en marcha asegúrate de que no está dentro. Lo mismo con los frigoríficos, la secadora y el lavavajillas.

5. Vigila las medicinas. Normalmente se dejan en lugares aislados, pero es posible que nos olvidemos alguna en un sitio accesible para el gato, lo que puede resultar peligroso, ya que pueden confundirlas con golosinas y comérselas. Incluso los analgésicos más sencillos, como el Ibuprofeno, o la Aspirina, podrían causarles problemas estomacales o insuficiencia renal.

6. Mantén siempre cerrada la tapa del inodoro. Les puede llamar la atención el agua, sobre todo si están sedientos, y caerse dentro, lo que podría tener funestas consecuencias.

7. Retira las porcelanas y objetos que se puedan romper. Resulta muy fácil que los gatos rompan elementos frágiles, por ejemplo jarrones, pero después la porcelana o los cristales les pueden hacer daño, sobre todo si se los tragan. No pongas ninguno en estanterías o encimeras a las que puedan llegar trepando.

8. Evite que su gato mastique cables eléctricos. Los que se usan durante un rato, como el del cargador del móvil, o el de los secadores, conviene retirarlos cuando no se esté en casa. Otros suelen estar siempre puestos, como los de electrodomésticos grandes o televisores. En esos casos se pueden esconder bajo la alfombra y pegar con cinta adhesiva al suelo y a las paredes. También se pueden rociar los alrededores de repelente para gatos, de forma que no se acercarán.

9. No te dejes velas encendidas. Los gatos tienden a vagar libremente y jugar, por lo que podrían quemarse con la llama, o incluso tirarla y prender fuego a toda la casa.

10. A ser posible, no utilices cortinas. Un gato siempre intentará trepar por ellas, pero la barra no está preparada para soportar su peso, así que podría ceder, por lo que el animal se caerá al suelo. Se pueden sustituir por estores enrollables hacia arriba, vinilos, persianas verticales, o recortables.

Intensions 90 x 190 Plain Daylight Roller Blind, White

Amazon España: EUR 20,95

Amazon Reino Unido: £19.00

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.