10 consejos para evitar timos en compras por internet

Comprar online trae consigo bastantes ventajas, pero debes tener mucho cuidado con los fraudes. Reunimos 10 consejos para evitar timos en compras por internet. 

Precauciones

Cuidado con los fraudes.

En los últimos años han cambiado los hábitos de consumo. Cada vez más gente realiza adquisiciones online, sobre todo de moda, accesorios informáticos y gadgets tecnológicos, pero últimamente también de electrodomésticos como aspiradoreslavadoras y frigoríficos. El fenómeno se explica por varias razones. En primer lugar por la falta de tiempo en la vida moderna, ya que las horas de trabajo se prolongan y resulta complicado disponer de tiempo para recorrer tiendas físicas. También porque permite acceder a todo tipo de artículos a personas que vivan retiradas de las grandes ciudades, cuando hace unos años tendrían que desplazarse continuamente para buscar algunas cosas.

Pero cuidado, no todo son ventajas. También se debe tener mucho cuidado con los amigos de lo ajeno. Muchas veces aprovechan el potencial de las nuevas tecnologías para poner en marcha viejas tretas que contra todo pronóstico funcionan bastante bien.

Repasamos 10 consejos para evitar timos en compras por internet, ya que hombre prevenido vale por dos.

10 consejos para evitar timos en compras por internet

La venta online supone una opción inteligente pero siempre y cuando se tengan en cuenta una serie de recomendaciones básicas. Recopilamos las más significativas.

1. Decántese por empresas conocidas

Es fácil conocer a personas que hayan utilizado Amazon, experta en este tipo de ventas, con las que cualquiera puede sentirse seguro. También cuando se visitan webs de tiendas a las que hemos acudido en numerosas ocasiones, como Fnac, El corte inglés (por poner ejemplos), que personalmente nos inspiran confianza. Pero cuidado con la URL (la dirección de la web), pues algunos timadores utilizan algunas que se parecen. Casi siempre está compuesta por el nombre de la empresa, sin más, seguida de .com o .es (si es española), etc. Si en lugar de www.zara.com pone www.tiendas/zara (en un subdominio), uff, mejor no fiarse. Y si no es www.mercadona.es sino www.mercaduna.es, algo va mal.

2. Si no la conoce demasiado busque el nombre de la compañía

Teclee el nombre en Google, acompañado de las palabras “quejas”, “fraude”, o “timos”. Conviene leer todo tipo de información, aunque muchas veces encontraremos problemas normales como que se hayan demorado demasiado en un envío. Cuando se encuentran opiniones generalizadas de que se trata de un ‘bluff’, mejor desistir.

Logotipo

Certificado de confianza online.

3. Busca el logotipo del Sello de confianza online

En España numerosas entidades llevan el logotipo de “Confianza Online”, que muestran aquellas empresas que han decidido comprometerse a fomentar las buenas prácticas en Internet. Para conseguirlo, es necesario estar adherido a la asociación que lo concede y cumplir con el Código Ético de Confianza Online.

4. Verificar que la web incluya dirección y número de teléfono

En caso de duda, conviene verificar que esto sea así. Si dan datos falsos o los omiten, mejor comprar en otro lugar.

5. Sólo pagar si la url comienza por ‘https’

De esta forma nos aseguramos de que la web dispone de conexión cifrada, para evitar en la medida de lo posible que los datos sean captados por hackers.

6. Paga con PayPal

Esta empresa especializada en pagos electrónicos cuenta con sistemas de protección anti-fraude que disminuyen bastante el riesgo de ser estafado. Al utilizar PayPal se evitar dar la información de la tarjeta de crédito a terceras personas. Si anuncian varios métodos de pago, pero finalmente sólo está permitida la VISA y similares, algo no va bien.

7. No fiarse de las ofertas de correos electrónicos

Muchas estafas se dan a conocer mediante campañas de email fraudulentas. Se reciben mensajes que ofrecen al usuario grandes descuentos por abrir un enlace e introducir sus datos personales, contraseñas o información bancaria. En caso de que uno resulte sospechoso, conviene no abrir el link directamente, sino poner encima el puntero del ratón para que el navegador indique la dirección, que debe comenzar con ‘https’.

Ventajas.

Comprar online.

8. Comparar precios en otras tiendas

No sería estrictamente ilegal cobrar por un producto cuatro veces más que en otro lugar, sin ningún valor añadido. Pero sí inmoral, y una forma de lucrarse bastante dudosa. Por si acaso, mejor comprobar cuánto cuesta el mismo producto en otro lugar, si tiene un precio mucho más caro no merece la pena, lógicamente, pero atención… ¡tampoco te fíes si te lo dejan llamativamente más barato! Nadie da euros a 99 céntimos, por lo que normalmente se deberían encender todas las alarmas.

9. No utilizar redes de wifi públicas para comprar

En general conviene evitarlas a la hora de realizar operaciones delicadas en las que haya que introducir el número de tarjeta, o facilitar contraseñas para mirar la cuenta bancaria, porque resultan más sencillas de hackear. Mejor esperarse hasta llegar a casa, donde la conexión será más segura.

10. Comprobar las actualizaciones del antivirus

Existen virus y ransomware  malignos, con los que se filtrarían tus datos. Para evitarlo, se recomienda tener en todo momento el antivirus actualizado y los últimos parches de seguridad. Para comprobar si se ha instalado la última versión, se debe mirar el apartado ‘Ajustes’ de tu dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *