10 consejos para elaborar pan en casa con máquina panificadora

Todo el mundo piensa que no merece la pena fabricárselo uno mismo cada día. Sin embargo, una vez que se empieza, resulta difícil renunciar a él. Se puede mejorar siguiendo 10 consejos para elaborar pan en casa con máquina.

Tras unos años en los que la calidad del pan ha ido descendiendo, y en los que parecía que lo importante era el precio, y que estuviera disponible en cualquier establecimiento cercano, ahora se empieza a apreciar el sabor tradicional. Triunfan los establecimientos que ofrecen calidad, o utilizan masa madre, y cada vez más gente se anima a elaborarlo en su propia casa.

En realidad el proceso para fabricarlo no tiene gran misterio, como es bien sabido sólo se requiere harina, agua, sal y levadura. Cualquiera puede conseguir resultados aceptables (otra cosa es pretender triunfar en un concurso de ‘brioches’). Con las modernas máquinas de hacer pan en casa se simplifica mucho la tarea.

¿Cómo fabricar pan en nuestro propio hogar?

Trucos

Cómo preparar pan en casa.

Cocinar pan en casa no resulta complicado, aunque no se disponga de los modernos equipos diseñados para ello. Para resumir, se mezclan y amasan con el rodillo los ingredientes, se les deja fermentar, se divide la masa y se bolea, se deja reposar, y tras darle la forma final, se vuelve a fermentar y al horno. Lógicamente, cada tipo de pan específico tiene su receta y sus ingredientes propios.

Con la panificadora, todo resulta aún más sencillo si cabe. Hasta los profanos de la cocina pueden lograr resultados óptimos. Imprescindible leer las instrucciones específicas de cada modelo, pero más o menos sólo se tiene que abrir la tapa para verter, uno a uno, los ingredientes. Después se selecciona el programa adecuado y la máquina se las apaña por sí sola para amasar, fermentar y cocer. El proceso suele durar unas cuatro horas, por lo que si se pone por la mañana, lo tendremos listo a la hora de comer.

Salvo que se hayan metido cantidades disparatadas de cada componente, o se haya alterado el orden en el que tienen que ir los mismos (según explica el folleto de los propios electrodomésticos), el éxito está asegurado.

10 consejos para elaborar pan en casa con máquina

Moulinex Home Baguette.

Una vez que se conocen los pasos básicos, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones para mejorar la calidad del producto. Elegimos 10 que dan muy buenos resultados.

1. Utilizar harina de calidad. En primer lugar, el más importante de todos, pues cuanto mejor sea, nuestro pan saldrá ganando. Existen de diversos tipos: de trigo, de centeno, espelta o mezcla. Si se compra una más cara, se nota. A nivel básico, la T55, y la T65, disponibles en tiendas especializadas, dan bastante juego.

2. Que la harina esté bien conservada. Debe mantenerse a salvo de la luz y de la humedad, por el contrario, por muy buena que sea, se avecina el desastre.

3. Mejor usar levaduras naturales con programas largos de la máquina. Se tardará más tiempo, pero como la fabada asturiana o cualquier otra cocción, los resultados serán muy superiores. Cuidado, porque se requiere levadura de panificación, la de pastelería no sirve.

4. Probar a usar masa madre en lugar de levadura. Para fabricarla en casa, sólo hace falta mezclar a partes iguales harina y agua. A continuación se deja en un lugar cálido durante cinco días, añadiendo cada uno un poco más de ambos ingredientes.

5. Pesar los ingredientes con cautela. Suele ser más exacto usar una báscula de cocina que los típicos vasos medidores, que dan resultados erróneos, sobre todo en el caso de la harina, pues si ésta se apreta más o menos los datos serán distintos.

6. Si eres novato, comienza con el pan básico. Una vez que ya lo domines puedes empezar a ir a por la baguette o pan danés.

7. Procura que los ingredientes estén a temperatura ambiente. Si están demasiado fríos, igual el tiempo de cocción se queda corto.

8. Ten en cuenta la época del año. En verano, la masa sube más por el calor. En esa época del año conviene disminuir la cantidad de levadura.

9. Dejar enfriar. No se debe cortar el pan mientras siga caliente.

10. Anímate a buscar recetas originales. Se pueden usar nueces, semillas de girasol, almendras, avellanas, etc. Las posibilidades son infinitas y así nunca te aburrirás de comer siempre lo mismo.

Con estos truquillos, en poco tiempo mejorará el pan elaborado en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *