10 consejos básicos para cuidar a gatitos recién nacidos

10 consejos básicos para cuidar a gatitos recién nacidos. No resulta una tarea fácil, por lo que conviene informarse a la perfección antes de llevarse los cachorros a casa.

Sin su madre

Cachorro de gato.

Para que los gatitos sobrevivan, en principio conviene que esté con ellos la gata madre, porque puede satisfacer la mayoría de sus necesidades. Necesitará que nosotros la alimentemos a ella, pero poco más, ella sola se encarga de todo.

El problema surge cuando decides adoptar un gato de pocos días de vida, que está solo, sin la figura materna, por ejemplo, si le hemos encontrado abandonado en la calle. En ese caso, el amo debe asumir las responsabilidades de aquélla, asumiendo tareas como alimentar a los gatitos, mantenerles calientes y enseñarles a ir al baño.

No resulta nada sencillo, pues requiere dedicarle atención durante muchas horas al día. Por esta razón, hemos recopilado 10 consejos básicos para cuidar a gatitos recién nacidos. Se explican a nivel elemental, para personas que no tengan ningún tipo de experiencia en tratar con mininos, por lo que a los más expertos pueden parecerles archisabidos.

10 consejos básicos para cuidar a gatitos recién nacidos

Recomendaciones

10 consejos para lograr que sobrevivan.

Conviene seguir todas las normas al pie de la letra, para evitar que el animal se ponga enfermo, o incluso llegue a morir.

1. Lávate las manos antes y después de coger o tocar al cachorro. Se trata de una precaución importante, ya que cualquier bacteria puede afectarles. Intenta cogerlos con suavidad, sin aplicar demasiada fuerza. Ten cuidado si se los lleva un niño pequeño, antes enséñale al chaval a que tenga un cuidado extremo.

2. Intentar que una gata le alimente. Si se ha separado de su progenitora, o se ha quedado huérfano lo mejor sería buscar una gata lactante sustituta. Para ello, conviene preguntar a amigos y conocidos, poner anuncios en redes sociales, y contactar con asociaciones protectoras de gatos (Como “Huellas” y otras similares) que pueden resultar de gran ayuda.

3. En caso de no lograrlo, recurrir al biberón. Si no resulta posible encontrarla, en ese caso se puede recurrir a la leche de sustitución, que nunca será lo mismo, pero que al menos les mantendrá con vida. Según los expertos nunca llegaría a desarrollarse tanto y estar tan sano, pero menos da una piedra. Atención porque mucha gente cree que se les puede dar leche de vaca, cuando en realidad ésta les sentará mal (les resulta muy complicada de digerir). Se debe comprar una especial en polvo. Asegurarse de remover bien para que no queden grumos. Muchos veterinarios recomiendan Royal Canin, porque no les provoca cólicos, y tampoco cuesta mucho más que otras de inferior calidad.

Royal Canin Baby Cat Milk 300 G

Amazon España: EUR 10,35

Amazon Reino Unido: £9.13

Amazon Estados Unidos: $35.44

Por supuesto, asegúrate de tener el biberón adecuado:

4. Informarse de cada cuanto tiempo deben comer. Cuando los gatitos tienen entre una y dos semanas de edad, se precisa darles el biberón cada hora o como mucho cada dos horas. A la tercera semana cada cuatro o seis horas, y además ya se le puede dar la misma leche en un plato (que no tenga  mucha profundidad). A la cuarta semana, administrarle raciones cada seis u ocho horas. A partir de ahí, se le pueden dar alimentos húmedos normales para gatos, o secos suavizados con agua, todo ello con una frecuencia de cuatro a seis veces por día.

Comida húmeda:

Purina Gourmet Gold Doble Placer Surtido comida para gatos 8 x 85 g

Amazon España: EUR 3,72

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 3,72

Comida seca:

Applaws Applaws Adult Cat Food Chicken 2kg

Amazon España: EUR 12,99

Amazon Reino Unido: £12.99

Amazon Estados Unidos: $44.62

5. Procura que expulse el aire después de comer. Igual que los bebés humanos, nuestro gatito tiene que eructar después de las comidas. Para ello, se necesita sostenerle con una mano por la barriga, mientras que con la otra se le dan suaves golpes en el lomo.

6. Mantén a los cachorros calientes. Asegúrate de que descansan en camas para gatos alejadas de las corrientes de aire. Como no pueden regular su temperatura corporal por sí mismos, resulta necesario mantenerlos calientes, envolviéndolos en una manta. En caso de que aún así el animal tenga un aspecto enfermizo o no parezca que haya entrado en calor, se puede rellenar una bolsa con agua, y ponérsela al lado. Debes comprobar antes que no queme.

También se puede recurrir a una almohadilla eléctrica para gatos, con temperatura ajustable:

7. Estimula al cachorro para que defeque. Su madre lo haría mediante un baño minucioso con la lengua después de alimentarlos. Para reemplazarla, se puede recurrir a un paño mojado en agua tibia. Se necesita frotarlo delicadamente por el ano y los genitales y colocar al gato acostado de lado sobre la arena. Esperar a que termine del todo, que no le quede nada dentro. Procura no usar el trapo para nada más que para este menester.

8. Después de cuatro semanas, enseña al gatito a usar la caja de arena. Cuando haya cumplido esa edad, tu mascota estará lista para empezar a utilizar el arenero. Para ello, pon al minino encima cuando acabe de comer. Déjale unos minutos, pero no le saques de ahí hasta que haya terminado.

9. Pésale una vez por semana. Si cada vez está más gordo todo va bien, pues en caso contrario puede estar sufriendo una enfermedad.

10. Lleva al gatito al veterinario. Deberá hacerle una revisión para determinar si está en buen estado y que establezca un calendario de vacunación contra las enfermedades más comunes. A partir del destete debe recibir la vacuna llamada trivalente felina, que actúa contra la panleucopenia felina, la calicivirosis felina y la rinotraqueitis vírica felina. A partir del mes o mes y medio también puede implantarle el chip con toda la información sobre el felino, obligatorio por ley aunque no vaya a salir de casa. También puedes consultarle cualquier duda para asegurarse de que lo estás haciendo todo a la perfección.

Estos son los 10 consejos más importantes que todo el mundo debería tener en cuenta a la hora de criar gatitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *